El desarrollo de la fuerza máxima

El Blog del Deportista 5 El desarrollo de la fuerza máxima

El desarrollo de la fuerza máxima

El béisbol o baseball en inglés es un deporte de equipo en el cual dos equipos de nueve jugadores se enfrentan los unos con los otros. Aunque aparentemente parezca un juego simple, en el béisbol se debe combinar a la perfección la destreza y la forma física.

El béisbol es considerado un deporte de primera orden en muchos países, tales como Estados Unidos, Australia o Japón. Aun así, su origen sigue siendo una incógnita. Muchas teorías apuntan a que se desarrollo a partir de otros juegos antiguos en los que se utilizaba un palo para golpear una pelota. La primera vez que se tiene constancia escrita del béisbol es el 1744 en Inglaterra dónde se publicó un libro infantil en el que aparecía el deporte en cuestión. También cuenta una leyenda urbana que fue Abner Doubleday —oficial estadounidense durante la Guerra Civil— quien inventó el béisbol el 1839 en Nueva York. Aunque no tenemos suficientes evidencias para probar esta hipótesis.

En la práctica, el béisbol es un juego apasionante para aquel que realmente entiende su funcionamiento. El terreno de juego se extiende alrededor de la «casilla base», formando un ángulo recto a partir de cuatro lados hipotéticamente infinitos. Desde la «casilla base» se dibuja un cuadro, el verdadero campo de juego, de 27,50 metros por lado. En cada vértice del cuadro encontramos una base normalmente formada por una almohadilla de tela o goma fijada en el suelo. Esta base se denomina «diamante», debido a su parecido con el mineral. El terreno de juego cuenta con tres bases más, dejando aparte la «casilla base», que se denominan primera, segunda y tercera base respectivamente, siguiendo el sentido contrario a las agujas del reloj. Además, dentro del cuadro de juego encontramos una zona, a 18,30 metros, reservada al lanzador de la pelota.

Estas son las medidas reglamentarias del béisbol profesional, pero el terreno de juego se debe adaptar cuando lo practican jugadores no profesionales y, por ello, las medidas pueden variar. Por lo que respecta al suelo del terreno de juego, debe estar formado por hierba, en la zona del picher o lanzador y en el exterior del cuadrado, y por tierra apisonada en el perímetro de la zona de juego.

Los equipos adoptan roles distintos durante el partido: atacantes y defensores. Los atacantes juegan por los vértices y bases del cuadro. Al principio batea el lanzador que se sitúa en la «casilla base» y, después se sigue un orden para volver a batear. Los defensores, en cambio, deben repartirse por fuera del cuadro de manera estratégica. Todos menos el cacher y el picher, que se colocaran uno detrás del bateador y el otro en la zona reservada para él, respectivamente. Los atacantes deben anotar puntos volviendo a pasar por la «casilla base», después de tocar las otras tres bases por orden. El equipo defensor debe eliminar a los otros jugadores antes que puntúen o como se dice en el béisbol: antes que hagan una carrera.

La forma física y la destreza son habilidades imprescindibles para jugar al béisbol, porque los lanzamientos suelen ir a mucha velocidad. Como ejemplo tenemos a Albertin Aroldis Chapman quien posee el récord del lanzamiento más rápido de la historia del béisbol: lanzó una bola a 172 km/h. Sin embargo, hay momentos en que la fuerza mental supera a la física. Se debe tener mucho control del juego y de las medidas del campo, ya que son estas las que determinaran el lanzamiento del bateador.         

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *